Té de chocolate irlandés

20160412_101522-1

Sin lugar a dudas estamos ante un té mágico, la fuerza del té de Ceylan, junto con las semillas de caco y los trozos de chocolate, le confieren un aroma único que nos recordará al whisky.

Es un té para tomar solo o con leche, ideal para las mañanas sobre todo si son frías, el aporte de energía del cacao y el chocolate, junto con la teína y el carácter del té de Ceylan harán que no haya lunes que se te resista.

Este té se puede preparar de la manera tradicional con el agua a 100º dejando infusionar de 3 a 5 min, o directamente en leche, a la manera americana, con la leche muy caliente, sin que llegue a hervir, se deja infusionar de 4 a 5 min.