Publicado el

Sakura, Sakura

2016-11-18-11.33.23.jpg.jpeg

Nuestro té tributo a Japón, la cereza, rosa y peonía combinan con el té de jazmín y el sencha ofreciendo una mezcla aromática y sugerente que nos transporta a esos jardines japoneses con los cerezos en flor. La propia palabra sakura significa justamente eso, cerezo en flor y también es el título de una canción tradicional japonesa que el propio Puccini utilizará en su famosa ópera Madame Butterfly.

Respecto a esta ópera han salido últilmamente voces pidiendo que se deje de representar ya que la consideran racista y cargada de estereotipos sobre la cultura japonesa. Os he de confesar que estos artículos, escritos por grandes eruditos y entendidos en la materia, me dejan francamente perpleja, puede ser que tenga la piel muy gruesa y una falta total de sensibilidad, pero la ópera en si me parece maravillosa y sería una pena que dejaran de representarla, cuando por otra parte en Japón se representa todos los años.

No puedo decir hasta que punto Puccini era conocedor de la cultura japonesa, ya que su obra está inspirada en un cuento de J. L. Long, que a su vez se basa en una historia real acontecida en torno 1890, historia que no tiene ese final trágico de la ópera, a la Madame Butterfly real la convenció para que no se suicidara su sirvienta y huyó con su hijo antes de que entrara el militar americano para llevárselo. Espero francamente que nunca se deje de representar, que podamos seguir emocionándonos con ella y ver más allá de los estereotipos o prejuicios que pueda tener.

Aunque lo propio sería poner la canción “Sakura, sakura” no me resisto y os dejo el link a la interpretación de la Madame Butterfly más maravillosa que por ahora ha habido Maria Callas bajo dirección de Herbert von Karajan y la orquesta de la Scalla de Milán cantando “Con onor muore” (pinchad en el propio título para ver el vídeo).

Espero lo disfrutéis con una buena taza de Sakura, pero no me despido sin deciros que la foto de la portada es de Marcos López Costas, una foto preciosísima, hasta la próxima taza.